EL AUMENTO DE ARANCELES AL BIODIÉSEL ARGENTINO NO IMPACTARÁ EN EL PRECIO DE LA SOJA, ASEGURÓ LA SOCIEDAD RURAL

La Sociedad Rural Argentina (SRA) aseguró hoy que “no hay razones que ameriten una baja en el precio de la soja”, tras la decisión de los Estados Unidos de establecer aranceles de 57% promedio para su importación.
A diferencia de lo expresado por la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) esta semana, para la entidad agraria el precio del grano depende de variables distintas de aquellas que inciden en el biocombustible.
La Ciara había manifestado este miércoles su preocupación por la caída en la demanda local de aceite de soja para la producción de biodiésel ante la medida de Estados Unidos.
La Sociedad Rural precisó que entre abril y julio de este año, ya se exportó el 40 por ciento del biodiésel que se había vendido a Estados Unidos, es decir que en el año pasado se exportaron a ese mercado 1,48 millones de toneladas, mientras que en lo que va de 2017 ya se vendieron 600.000 toneladas.
Al respecto, explicó que “por el ritmo de las negociaciones, pronto podría haber una solución frente al bloqueo que la Unión Europea impuso al biodiésel argentino y ese producto volvería a ingresar a ese mercado”.
Además, remarcaron que el crecimiento de la economía estará acompañado por el aumento del consumo del gasoil previsto para el cierre del año.
Por otro lado, argumentaron que “al aceite de soja se le están reabriendo mercados, como el de China” , país que “no importó ese producto el año pasado y recientemente anunció que volverá a hacerlo”.
En promedio, en los últimos 10 años, China importó 859.000 toneladas anuales de aceite de soja argentino.
“Hay que tener en cuenta que el precio del biodiésel es solo 6 por ciento más alto que el de la tonelada de aceite de soja”, subrayó la entidad, y agregó que “para hacer un litro de biocombustible, se necesita prácticamente el mismo volumen de aceite”.
Asimismo, enfatizaron que la demanda internacional continúa firme, a causa de la recuperación económica mundial de la mayor parte de los países demandantes de productos de soja y sus subproductos.
“La industria oleaginosa argentina tiene muchas alternativas de colocación de este producto y, por eso, el bloqueo de Estados Unidos al biodiésel argentino no tiene por qué ser excusa para afectar el precio local de la soja”, concluyó la entidad.

Dejar respuesta