UNA CUMBRE DE LA NASA Y LA CONAE POTENCIA EL USO DE INFORMACIÓN SATELITAL ANTE EL RIESGO DE DESASTRES NATURALES

Expertos satelitales y de las ciencias de la Tierra realizan en Buenos Aires la “Cumbre de riesgo de desastres en las Américas”, donde se reunirán hasta el viernes próximo representantes de 20 países que integran el programa de la agencia espacial estadounidense NASA para generar alertas de catástrofes naturales como los incendios en Córdoba y la inundaciones en Buenos Aires.
“Vamos a exponer ante el plenario cómo, cuándo y de qué manera se vinculan los datos terrestres obtenidos con información satelital con los usuarios que están en situación de emergencia”, dijo a Télam la investigadora principal de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae) Sandra Torrusio, responsable de la misión Sabia-Mar en cooperación con Brasil.
La Cumbre busca fortalecer la ’resiliencia comunitaria’, como una capacidad de la comunidad de prepararse de forma anticipada ante peligros, adaptarse a condiciones cambiantes, y soportar y recuperarse rápidamente en caso de adversidades.
Las sesiones estarán vinculadas a la parte hidrometeorológica; a las emergencias geológicas y a los fuegos, con una exposición de la Conae acerca de cómo trabaja en cada una de esas emergencias, en base al acceso a los datos.
“Los usuarios son todos aquellos organismos, municipios, instituciones y organizaciones locales que esté sufriendo o tenga un alerta de emergencia, que requieran información satelital y los mapas que genera la Conae”, informó Torrusio, responsable científica del satélite SAC-D Aquarius.
“La relación más estrecha que tenemos a nivel de usuario es con Defensa Civil, dentro del ministerio de Seguridad, que son nuestros usuarios primarios”, contó.
La NASA y la Conae están en contacto con los datos y los expertos que están trabajando con esa información, coordinación que sirve al momento de actuar.
Entre los últimos casos de emergencia, la información elaborada por Conae fue relevante en los incendios forestales de Córdoba, las inundaciones de Buenos Aires o la crecida del río Uruguay, que activó el grupo internacional.
En América latina, Argentina ha colaborado con Chile, Ecuador, Bolivia, en incendios o tsunamis, a través de “datos que provienen de una comunidad internacional importante, en la que la NASA -con sus 19 satélites orbitando la Tierra- tiene un papel destacado para la interacción de datos globales con los locales“, concluyó Torrusio.
Con más de 300 participantes, la Cumbre se desarrollará hasta el viernes en el hotel Intercontinental -Moreno 809, barrio porteño de Monserrat-, de 8.30 a 18.30.
En la apertura participó la directora de la división Ciencias de la Tierra de la NASA, Sandra Cauffman; el director de la Conae, Conrado Varotto; el secretario de Articulación Científico Tecnológica del ministerio de Ciencia y Tecnología, Agustín Campero; y el secretario de Protección Civil, Emilio Renda.
El recurso del uso de datos satelitales para el alerta y mitigación de desastres “es una muestra de cómo la ciencia ultra avanzada puede tener una consecuencia directa” para el alerta temprana y la mitigación de la emergencia, reivindicó Varotto.
El director de la Conae compartió que el proyecto procura “avisar de un terremoto con seis meses de anticipación. No sé si yo lo voy a poder ver, pero seguramente sí mis nietos”.
“Esta es una forma que tenemos como argentinos de que (el programa) sea un bien público, que se convierta en un bien para la humanidad: comprender esto es muy importante para los científicos”, enfatizó.

Dejar respuesta